Escudo Municipal

El Escudo Municipal fue creado por la ordenanza 228 del 13 de septiembre de 1927, cuando el intendente de la ciudad era Félix María Gómez. Según el artículo 3º de la Carta Orgánica Municipal, el Escudo es el símbolo oficial de la ciudad.

Tiene forma elíptica y, dentro de él, se distinguen dos cuarteles iguales: en el superior se representa el horizonte y, en el interior, el río Paraná. Así, se muestra que el cielo y el agua constituyen el entonrno natural de la ciudad.

En la base del cuartel inferior se observa la cruz romana, surgiendo de una hogera. Éste es el símbolo del Milagro de la Cruz, mito fundacional de Corrientes, que perpetúa la creencia religiosa del pueblo.

A ambos lados de la cruz se distribuyen siete puntas, que rememoran las siete rápidas corrientes que toma el río en la costa local. Por su parte, las dos palmeras representan la naturaleza urbana.

La piragua y el remador autóctono que se observan del lado izquierdo tienen como fin destacar la figura de los pescadores correntinos y, a través de él, de los hombres y las mujeres que trabajan día a día para el progreso de la ciudad.

Además, se debe destacar el color de toda la composición heráldica: es natural, típico de la siesta, un momento del día en que Corrientes se torna más tranquila y silenciosa de lo habitual.

Finalmente, circunscripto en torno a toda la elipse, de izquierda a derecha, aparece la inscripción "Municipalidad de la Ciudad de Corrientes", institución a la que éste escudo representa.