FINES PRIMARIA Y SECUNDARIA

La Ley de Educación Nacional n°26.206, sancionada en el 2006, establece como finalidad garantizar la alfabetización y el cumplimiento de la obligatoriedad escolar. La educación permanente de jóvenes y adultos es considerada una modalidad destinada a atender las particularidades socioculturales, laborales, contextuales y personales de la población mayor de 18 años de edad. Su organización curricular e institucional debe estar basada en criterios de flexibilidad y apertura que acrediten saberes y permitan la movilidad laboral.

En esta dirección, el ministerio de educación implementa el plan de finalización de estudios primarios y secundarios para jóvenes y adultos –Plan FinEs- para dar cumplimiento a la normativa vigente, posibilitando que todos aquellos jóvenes y adultos mayores de 18 años que aún no han completado la escolaridad obligatoria, puedan finalizarla. Es un plan específico creado a término y refrendado por los ministros de educación del país a través de las Resoluciones n° 22/07 y 66/08 del Consejo Federal de Educación; propone resignificar el diseño de las propuestas educativas a través de formas de aprendizajes autónomos, con contenidos relevantes, contextualizados y propuestas que valoren los saberes adquiridos por los jóvenes y adultos a lo largo de su vida.

Este plan se caracteriza por su adaptabilidad y capacidad de articulación entre organismos estatales y organizaciones de la sociedad civil que permiten generar condiciones de universalidad en la educación de jóvenes y adultos. Pero además, su cercanía con el territorio posibilitan cubrir la demanda efectiva de la población a cubrir. Estas dimensiones constituyen las principales fortalezas para el desarrollo del plan.