Presentación judicial del municipio ante el STJ por retenciones ilegales

Miércoles, Septiembre 6, 2017 - 12:27

La gestión del intendente Fabián Ríos presentó, ante el Superior Tribunal de Justicia, una Demanda por Conflicto de Poderes y una Medida Cautelar para que la administración del gobernador Ricardo Colombi suspenda los descuentos excesivos de Coparticipación. En agosto pasado a la Municipalidad de Corrientes le recortaron $58.000.000 que representaron el 44% de los ingresos por Coparticipación, cuando la jurisprudencia fija un límite de descuentos del 20% por pasivos acordados y consolidados. Por esta razón, la Comuna capitalina también le solicitó al Máximo Tribunal de Justicia de la Provincia devuelva los fondos que retuvo de más. Los descuentos indebidos provocan “desajuste y desequilibrio financiero del municipio; poniendo en riesgo servicios fundamentales como salubridad, servicios públicos, obra pública, asistencia, contención social y pago de salarios a los trabajadores municipales”, advierte el escrito. La administración de Fabián Ríos ya canceló $189.975.792 en pasivos heredados de gestiones anteriores, incluida parte de la deuda ilegal en dólares contraída por el ex interventor Oscar Aguad.

Este miércoles 6 de septiembre el titular del Servicio Jurídico Permanente de la Municipalidad de Corrientes, Justo Pío Sierra, presentó ante el Superior Tribunal de Justicia  (STJ) una “Demanda por Conflicto de Poderes contra el Estado de la Provincia de Corrientes” y una “Medida Cautelar con habilitación de día y hora inhábil” para que el Ejecutivo Provincial detenga inmediatamente los recortes irregulares de fondos coparticipables y le devuelva a la Comuna los recursos descontados de manera excesiva.

Entre las medidas solicitadas al Máximo Tribunal de Justicia, se encuentran:

-Se declare “la INCONSTITUCIONALIDAD de las retenciones a la coparticipación federal y provincial de impuestos producidos a la fecha de interposición de la presente acción”.

-Se ordene “el cese de retenciones de sumas de dinero que le pertenecen a la Municipalidad de la Ciudad de Corrientes (MCC) por coparticipación federal y provincial de impuestos, por conceptos o rubros que no fueron autorizados”.

-Se ordene “el reintegro de los montos indebidamente retenidos, más sus intereses”.

-Se decrete la “Medida Cautelar Innovativa con habilitación de día y hora inhábil, en forma inmediata y hasta tanto se dicte la sentencia definitiva sobre el fondo, ordenando al Estado de la Provincia de Corrientes que se abstenga de retener sumas de dinero provenientes de coparticipación federal o provincial de impuestos por conceptos o rubros que no fueron autorizados por la Municipalidad de la Ciudad de Corrientes”.

“Una vez más y ya finalizando nuestro mandato venimos a reclamar, y esperamos que en este caso la Justicia no nos ponga en un estado de indefensión, porque necesitamos terminar el 10 de diciembre con todas las cuentas claras”, expresó Pío Sierra ante la prensa.

El Asesor Letrado del Municipio recordó que “esta es la cuarta o quinta acción que se presenta en lo que va de los cuatro años de gestión de Fabián Ríos”. y aseguró que “es una forma de gobernar que tiene el Gobierno Provincial; permanentemente está violando la Constitución y las distintas jurisprudencias del Superior Tribunal de Justicia”.

Durante el mes de agosto de 2017, la administración del gobernador Ricardo Colombi le retuvo al Municipio capitalino un total de $57.700.000 que representaron el 44% de los ingresos por Coparticipación federal y provincial; que son fondos intangibles y de libre disponibilidad de las comunas.

El mes pasado los recortes irregulares por el Programa Federal de Desendeudamiento (Profedes) alcanzaron los $12.000.000. Por la vigencia de convenios nacionales y locales que suscribió la Municipalidad, no debieron existir retenciones por este concepto. Los acuerdos institucionales (firmado el 29-02-2016) incluyen los períodos de gracia para el NO pago de esas obligaciones. La Provincia aplica, por el Profedes, descuentos compulsivos y retroactivos; pero esos fondos recortados al Municipio no los gira al Estado Nacional, que es el verdadero acreedor. Por la vigencia del Profedes, desde 2010 la Provincia no le paga deudas al Estado Nacional.

Las retenciones por aportes al Ioscor durante el mes de agosto sumaron $16.900.000; cuando los cargos mensuales a la Comuna capitalina son de $6.400.000. Mientras que por aportes al IPS, las retenciones fueron por $28.800.000.

Por jurisprudencia, acuerdos judiciales e institucionales firmado en febrero de 2016 (entre Provincia y Municipio); el límite para las retenciones compulsivas es del 20% de los ingresos por Coparticipación. Pero los descuentos irregulares, aplicados por el Gobierno Provincial a la Municipalidad de Corrientes, alcanzaron el 44% de ingresos por Coparticipación durante agosto.

En tal sentido, Pío Sierra indicó que “La Provincia ha hecho caso omiso y ahora estamos, no en un estado de quiebra, pero sí en un estado inminente de no pago de sueldos”, alertó.

“La Provincia descontó de forma intempestiva, compulsiva, indebida e informal en un solo mes, de forma conjunta 2 (dos) conceptos de deudas que no corresponden, y lo van a seguir aplicando con el único objetivo de provocar una CESACIÓN DE PAGOS a esta Municipalidad, informando solamente al Banco de Corrientes la forma de proceder los descuentos sin ninguna norma que los avale, pasando por alto los convenios firmados entre las partes y sin comunicar a la Municipalidad, con el solo objeto de lesionar la administración y en desmedro de las familias que se mantienen con los sueldos de los agentes municipales y poniendo en riesgo la prestación de los servicios básicos afectando a todos los ciudadanos de Corrientes”, indica el escrito presentado por el titular del Servicio Jurídico Permanente, Justo Pío Sierra.

Los descuentos indebidos sobre la Coparticipación provocan “un desajuste y un desequilibrio financiero del municipio; poniendo en riesgo el funcionamiento y desarrollo de la Comuna como institución fundamental de la sociedad: la salubridad pública, los servicios públicos, la obra pública, los servicios sociales y asistenciales, el pago de salarios del personal municipal. Sabido es que el régimen de coparticipación tiene un papel fundamental para el sostenimiento del sistema federal participando en los municipios. La privación unilateral y sin autorización efectuada por el Estado Provincial es irracional y desproporcionado, y en su caso, el compromiso de dichos fondos debiera limitarse a lo estrictamente indispensable a fin de no poner en riesgo la subsistencia del municipio”, agrega el documento presentado ante el STJ que ofrece como pruebas “extractos extendidos por el Banco de Corrientes donde constan las retenciones ilegales” e “informes técnicos de la Secretaría de Economía y Finanzas”.

SE CANCELARON DEUDAS HEREDADAS, INCLUIDOS LOS US$60 MILLONES DE AGUAD  

Desde el inicio de la actual gestión (11 de diciembre 2013) y hasta el 31 de agosto de 2017, la administración del intendente Fabián Ríos ya canceló $189.975.792 en pasivos heredados.

Entre esos pasivos que se vienen cancelando, se encuentran $60 millones (31,5% del total de obligaciones pagados en los últimos tres años y medio) que son parte de los polémicos sesenta millones de dólares (convertidos a Cecacor) que tomó el ex interventor federal radical de la comuna, Oscar Aguad. Esa deuda fue consolidada en bonos Bogar, luego incluidos en el Programa Federal de Desendeudamiento (Profedes) de las Provincias Argentinas.

Por la vigencia de convenios nacionales y locales que suscribió la Municipalidad, la Provincia no debería realizarle retenciones por este concepto, pues los acuerdos institucionales incluyen los “períodos de gracia para el NO pago” de esas obligaciones. Sin embargo la Provincia le sigue aplicando, por el Profedes, descuentos compulsivos y retroactivos a la Comuna; pero esos fondos recortados no le son girados a la Nación, que es el verdadero acreedor. Paradójicamente, gracias al Profedes, desde 2010 la Provincia no le paga deudas al Estado Nacional.

Entre los años 2010 y 2013, durante la gestión del ex intendente Camau Espínola; la Comuna capitalina canceló otros $174.000.000 en deudas también heredadas de gestiones anteriores.

Sumadas las cancelaciones de las últimas dos administraciones, a finales de 2017 la Municipalidad de Corrientes habrá pagado cerca de $400.000.000 en pasivos (incluida la deuda ilegal generada por el ex interventor federal radical Oscar Aguad); convirtiéndose en el período de mayor desendeudamiento de la historia del Municipio capitalino.