Continúa la construcción de veredas inclusivas en calle San Lorenzo

Lunes, Junio 12, 2017 - 12:25

La Comuna capitalina extiende la instalación de losetas guías y de alerta que garantizarán la accesibilidad de personas con movilidad reducida en la calle San Lorenzo. Los trabajos culminaron en la intersección con Bolívar. Operarios realizan las nuevas veredas en la intersección con Belgrano y calle San Martín. En la zona, funciona el Instituto para Ciegos “Valentín Haüy”, en cuyo frente la Municipalidad instaló un semáforo con control manual a fin de facilitar el cruce cuando los profesores del instituto necesitan llevar a niños, jóvenes y adultos a la plaza Torrent para realizar sus prácticas de rehabilitación, que activan el dispositivo para detener el tránsito de vehículos. Además se colocaron reductores de velocidad y en el remozado paseo público la gestión comunal colocó senderos y veredas inclusivas.

La gestión del intendente Fabián Ríos continúa con la construcción de veredas inclusivas en el microcentro capitalino, en el marco del plan de Recuperación de Veredas para la Accesibilidad Universal. En esta primera etapa las obras se ejecutan sobre la calle San Lorenzo, desde Belgrano hasta Hipólito Yrigoyen con un 80 por ciento terminado en el sector este.

Actualmente los trabajos se realizan en la intersección con Belgrano y con San Martín luego de finalizar las acciones en la esquina de San Lorenzo y Bolívar, la importancia radica en amplias rampas para personas con movilidad reducida, la misma infraestructura se ejecutó en las cuatro esquinas de la renovada plaza Torrent.

En la zona, funciona el Instituto para Ciegos “Valentín Haüy”, en cuyo frente la Municipalidad instaló un semáforo con control manual a fin de facilitar el cruce cuando los profesores con sus alumnos se trasladan del instituto hacia la plaza Torrent. Además se colocaron reductores de velocidad y en el remozado paseo público la gestión comunal colocó senderos y veredas inclusivas.

Cabe recordar que el programa Veredas Inclusivas tiene dos características muy importantes: la coparticipación del vecino y el Municipio en la ejecución de los trabajos y la financiación de la Comuna en el total de la obra.

Por el Código de Edificación, es el vecino el encargado de construir y mantener la vereda (a su costo), pero en este caso el Municipio se hace cargo del 50% del costo de la obra, y el otro 50% el vecino lo devolverá en 6 o 12 cuotas fijas. Este modelo de trabajo se formaliza con la firma de un convenio entre la Municipalidad de Corrientes y el vecino.